La Momia de Guano

Durante siglos, la ciudad de Guano ha sido la custodia de una importante reliquia que hoy en día podría representar un eslabón perdido. Sin embargo, la Momia de Guano guarda una serie de datos de interés común.

Se cree que la momia pertenece al misionero Fray Lázaro de Santofimia, quien desde mediados del siglo XVI ha sido el guardián de la iglesia y del antiguo convento de la Asunción. Al morir, el cuerpo de Fray Lázaro fue sepultado en la nave central del templo, tras el terremoto de 1949 un grupo de empleados municipales encontró a la momia; junto a su cuerpo también se halló un pequeño ratón en el mismo estado. Ambos cuerpos se momificaron de manera natural.

En los últimos años, la momia ha reposado en el Museo de Guano que fue construido junto a la iglesia, al cual acuden visitantes nacionales y extranjeros para descifrar los secretos que guarda la única momia encontrada en Ecuador.

 




Publicado en:


Publicado por: