Casa de la Independencia de Riobamba

La casa de reunión para la emancipación política que se realizó el 11 de noviembre de 1820 , pertenecía a Don Diego Donoso en la histórica Riobamba.
 
 
 
 

¿Qué debes saber ?

  • Ubicada en la calle Primera Constituyente y 5 de Junio.
  • La casa es de propiedad privada por lo que no tiene ingreso libre, pero su arquitectura exterior se la puede observar a cualquier hora en las calles Primera Constituyente y 5 de Junio en pleno Centro Histórico de Riobamba.
  • Los patriotas de la "Emancipación Política del 11 de noviembre de 1820", se reunieron en la casa de Don Diego Donoso, lugar en el que resolvieron proclamar la independencia frente al poder del gobierno español, redactaron el acta y la firmaron.
  • En esta casa, el 4 de julio de 1822, se dió la recepción a Simón Bolivar en su primera visita a Riobamba. 
  • En agosto y septiembre de 1830 fue residencia del General Juan José Flores, mientras se celebraba el primer Congreso Constituyente.
  • Esta vivienda es una de las más históricas de Riobamba y en su ingreso existe una placa en donde están perennizados los nombres de los patriotas.
  • En este solar fue levantada la casa de propiedad de Eleodoro Castro, la hermosa edificación tiene un estilo neoclásico, amplios corredores y salas, con cielos rasos y estucados de estilo barroco.
  • La familia Castro, de ascendencia guayaquileña, edificó las casas que completan la cuadra de la calle Primera Constituyente entre 5 de Junio y Espejo.
  • El principal atractivo de la casa es la Placa colocada por el centenario de la Emancipación Política de Riobamba donde consta el nombre de los principales personajes que participaron en ese acto de Independencia.

La independencia de Riobamba

  • El 11 de noviembre de 1820 los riobambeños bajo los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad, manifestaron su deseo de emancipación del Imperio español.
  • Si bien no alcanzaron el éxito de su anhelo, los riobambeños no desistieron y alcanzaron su independencia el 21 de abril de 1822, abriendo el camino para que el 24 de mayo de 1822, en la Batalla de Pichincha, el Ecuador alcanzará su independencia definitiva.
  • La Batalla de Riobamba, también conocida como Batalla de Tapi escenificó una trascendental batalla entre las huestes realistas y los movimientos independentistas. Trascendental puesto que planteó una brillante estrategia de caballería en la Guerra de Independencia de América.
  • Bajo el mando del General de Ayacucho las tropas libertarias en medio de una intensa lluvia hostigaban a las tropas españolas, que cedían terreno manteniéndose a la defensiva, tras de su caballería. El General Sucre ordenó al Sargento Mayor Juan de Lavalle que reconociera el terreno con 96 granaderos, entre argentinos y dragones.  
  • De manera imprevista, Lavalle enfrentó a la caballería española, que no tuvo más opción que emprender la retirada y buscar refugio en la masa de infantería española. Lavalle viendo la eminente lucha simultanea contra la infantería y la caballería española, emprendió la retirada, pero ya era tarde, rápidamente la caballería realista se reorganizó y a gran galope se lanzó contra Lavalle y sus granaderos argentinos.
  • El choque fue recio y sangriento. Pero fue la audacia, el espíritu agresivo, la intrepidez y la iniciativa, la que le permitieron a Lavalle dar un vuelco favorable de esa situación desventajosa en que se encontró imprevistamente. Asumió todos los riesgos, por su acción de mando, siempre sostenida por su ejemplo personal, arrastró a los tímidos y dudosos convenciéndolos y a los valientes enardeciéndolos hasta lograr la victoria.
  • El saldo fue 52 muertos y 42 heridos del lado español y no más de 5 entre los granaderos, que esa mañana alcanzaron la gloria. Tan duro fue el golpe que en la llanura de Tapi, los libertarios propiciaron a la caballería realista, que esta quedó anulada. Merecida fue la condecoración que el mismo Bolívar entregó a Lavalle y sus soldados, nombrándolos como Granaderos de Riobamba, Granaderos de Tapi.
  • El Gral. Sucre en su parte oficial el 23 de abril hace merecida justicia al Sargento Mayor Juan Lavalle al expresar: Mande al Escuadrón de Granaderos y Dragones a un reconocimiento a poca distancia de la Villa de Riobamba, el Escuadrón de Granaderos se halló al frente de toda la caballería enemiga y su Jefe tuvo la elegante osadía de cargarlos y dispersarlos, con una intrepidez que habrá raros ejemplos. Su Comandante a conducido su cuerpo al combate, con un valor heroico, con una serenidad admirable y sus oficiales se han distinguido particularmente"
Compartir: