Oficios y Artesanías Turismo Comunitario La Moya

En La Moya los personajes de la hiladora de lana y la molienda, representan las actividades tradicionales que se realiza en la comunidad y lo comparten a través del turismo vivencial
 
 
 
 

Hiladora de Lana en La Moya

La hiladora María Aguallo es una respetable anciana, desde niña empezó a hilar con lana de llama y alpaca, para distintos productos, para ofrecer artesanías a quienes visitan esta comunidad. Hay varios productos que realizan como ponchos, bufandas, gorros, etc.

También utiliza su tiempo en la agricultura, para poder cultivar y cosechar papas, maíz, habas, arveja, cebada, etc.,

Al final nos cuenta una fantástica leyenda de los hijos del Chimborazo.

Leyenda Los hijos del Chimborazo (Taita y los hijos)

Dicen que al otro lado del Chimborazo existe un señor barbado, alto, muy simpático, que en días nublados y fríos sale en busa de ujeres que se dedican al pastoreo.

Se presenta de imporoviso y ala fuerza las lleva a su morada, una cueva muy hermosa e la que les atiende bien; la noche pasa con ellas(s), al tercer día la(s) devuelve. Después de nueve lunas nacerán unos plateados y ojos rojos.

Los habitantes del sector argumentan que los hijos del Chimborazo no pueden ver bien porque al nacer lo primero que hicieron fue ver a su padre tan grande y poderoso, el nevado Chimborazo.

La molienda en la Moya

María Nieves Castro Guamán (molienda) Se ha olvidado cuántos años tiene, es risueña, amable, nos explica con su poco español que se
dedica a varias actividades relacionadas a la agricultura, a la fabricación de distintos productos como panela, y otros con materia prima como maíz.

Ella ha aprendido de su familia su oficio y ocupaciones, su actividad es sacrificada, empieza su jornada a las 3 o 4 de la mañana.
Venden solamente en la comunidad sus productos.

La moledora María Castro nos indica como se realiza su oficio.

Compartir: