Las palanquetas de La Vienesa

La magia de vivir en Riobamba incluye que tu desayuno o café de la tarde te sirvas acompañado de una deliciosa palanqueta de La Vienesa una tradición de La Riobambeñidad.
 
 
 
 

Ese delicioso sabor crocante de un pan que recién sale del horno y llega para alegrar tus sentidos, un simple pan de agua que queda bien con todo: mantequilla, queso, mermelada, mortadela, jamón, nata de leche o con el hornado….

Ubicada en el corazón de Riobamba y parte de la identidad de los riobambeños, panadería la Vienesa cuenta historias de generación en generación que llegan a su local a comprar el pan sobre las 16h00, es parte de un ritual muy pero muy riobambeño detrás de los mostradores llenos de palanquetas, empichados, centenos, trenzas, cachos entre otros, la producción no se detiene.

Hornos del siglo anterior traídos de Alemania por la familia Brito, hornean el delicioso pan de este negocio familiar y es la leña la que calienta otro elemento clave en este proceso, parecería que allí también está la clave de tener un pan delicioso, todo el tiempo todos los días.

De madrugada los carros de La Vienesa están llegando a las tiendas el día no empieza y se descarga el producto que será parte del desayuno de los riobambeños, es el pan que busca el que es chagra en otra ciudad y lo que piden cuando las familias se reencuentran, por acá se multiplican los panes entre la nostalgia y el placer de saber que se suma a un privilegio muy riobambeño.

Fuente: Historias de la Riobambeñidad

Compartir: