Una mansión patrimonial: La Casa Chiriboga

Esta magnífica construcción ubicada en el más céntrico lugar de Riobamba, esquina de la Diez de Agosto y Larrea, fue levantada en los años 20 por Don José Alejandro Chiriboga acaudalado terrateniente riobambeño.
 
 
 
 

La hermosa fotografía tomada allá por los años 40, corresponde a un céntrico y conocido lugar de la Sultana de los Andes. Es una perspectiva de la calle Diez de Agosto captada desde un costado del Parque Sucre.

La imagen, muestra en primer plano, a un grupo de soldados de caballería que cabalgan serena y tranquilamente por la desolada calle riobambeña ante la atenta mirada de unos pocos ciudadanos.

La excepcional e inusitada soledad de la popular calle riobambeña semeja un teatral y grandioso escenario cinematográfico que al menos nos permite admirar en toda su esplendor una de las mansiones patrimoniales más hermosas de la ciudad: la Casa Chiriboga.

Esta magnífica construcción ubicada en el más céntrico lugar de Riobamba, esquina de la Diez de Agosto y Larrea, fue levantada en los años 20 por Don José Alejandro Chiriboga acaudalado terrateniente riobambeño propietario de varias haciendas.

La construcción corresponde al estilo Republicano que se puso de moda en aquel tiempo y que incorpora elementos tomados de varios movimientos arquitectónicos, pero con predominio del neoclásico. Llama la atención el grande y hermoso balcón esquinero, el cual en las Fiestas de Abril solía engalanarse para recibir a la numerosa familia de Don Alejandro, quienes miraban los desfiles abrileños desde este privilegiado escenario.

Los Chiriboga son una familia de antigua raigambre riobambeña, cuyos miembros han destacado en la vida social y política de la ciudad y del país. Don José Alejandro Chiriboga (1869-1942) y su esposa la señora Ana María Baquero tuvieron numerosa descendencia, de todos ellos sobresale la figura de uno de sus hijos: Bolívar Chiriboga Baquero, uno de las Alcaldes más destacados que tuvo la ciudad.

Bolívar Chiriboga Baquero (1912-1986), es recordado como uno de los mejores Alcaldes que tuvo Riobamba. Ingeniero civil de profesión, a él le debemos algunas importantes construcciones de la ciudad. También destacó como dirigente deportivo, por los años 40 conformó la Directiva de la Federación Deportiva del Chimborazo durante la Presidencia de Teodoro Gallegos Borja.
Durante su etapa como Alcalde de Riobamba (1957-1962) realizó una intensa gestión. A él le debemos importantes realizaciones, fue el promotor de trascendentales obras como la Empresa Eléctrica, la ampliación del sistema de agua potable y canales de riego. Fue uno de los gestores de la creación de la Empresa “Cemento Chimborazo”, en 1960 inauguró la Avenida Daniel León Borja y el monumento al Capitán Edmundo Chiriboga, también promovió la construcción de la Plaza de Toros.

La Casa Chiriboga, patrimonio arquitectónico de Riobamba, merece el reconocimiento y el cuidado de las autoridades y de todos los riobambeños.

Compartir: