Una histórica calle riobambeña: La Argentinos

El grueso de las tropas españolas al mando del General Nicolás López se replegaba hacia la Capital, perseguidas de cerca por el Ejército de la Libertad al mando de Antonio José de Sucre.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

Corría el mes de abril de 1822 y la Guerra de la Independencia estaba en su apogeo. El grueso de las tropas españolas al mando del General Nicolás López se replegaba hacia la Capital, perseguidas de cerca por el Ejército de la Libertad al mando de Antonio José de Sucre.

Al llegar a Riobamba, los realistas se hicieron fuertes en la ciudad ocupando posiciones estratégicas para un posible encuentro con las tropas patriotas.El lugar parecía inexpugnable.
La desventajosa posición de los patriotas fue superada cuando el Escuadrón de los Andes compuesta por soldados argentinos a caballo al mando del Coronel Juan de Lavalle, logran ingresar a la ciudad por un lugar desguarnecido.

Mientras Lavalle y sus 96 jinetes gauchos avanzan por la ciudad, se encuentran de pronto con la retaguardia de la caballería realista compuesta por casi 400 hombres al mando del Coronel Carlos Tolrá. La gran desventaja numérica no amedrentó a Lavalle quien mandó alinear a sus hombres en posición de batalla con sable en mano y a la orden de ¡a degüello! cargaron de frente a la caballería enemiga.
Esta audaz y temeraria carga del escuadrón argentino sorprendió de tal manera a la caballería española que no pudo reaccionar a tiempo y fue arrollada por el batallón de Lavalle. Los españoles derrotados, huyeron en desbandada dejando 52 muertos y 22 heridos. La calle por donde avanzaron los jinetes del Escuadrón de los Andes aquel memorable día 21 de Abril de 1822, fue bautizada posteriormente en su honor, Calle “Argentinos”.

Para la Patria de San Martín, el triunfo de Tapi se celebra como una de las más grandes gestas de las Armas Argentinas y en su homenaje se bautizó una importante avenida de Buenos Aires con el nombre de Riobamba”.

La “Argentinos” es una céntrica y conocida calle riobambeña que atraviesa longitudinalmente la ciudad por barrios tradicionales como “La Panadería”, “San Alfonso” y “San Francisco”, llegando hasta “Villa María”.

La hermosa fotografía que acompaña esta breve crónica es una perspectiva de Riobamba entre las calles Argentinos y Junín tomada desde laLoma de Quito y se puede observar algunos sitios emblemáticos de ciudad: al fondo la Iglesia de San Alfonso con sus esbeltas torres, a la derecha la Iglesia de la Concepción luce sus imponentes torres neo-góticas, más atrás la grandiosa cúpula de la Basílica del Corazón de Jesús, algo más allá, el templo de la Dolorosa. A la izquierda, en la Junín, la casa alta, blanca, corresponde al antiguo local de Molinos El Fénix. Como telón de fondo, la majestuosa Cordillera Oriental de los Andes.

Compartir:


Riobamba, tiempo de Verano