Banda de música San Pedro de Licto

La original banda tradicional de pueblo, que usted busca, la puede encontrar en la parroquia de Licto, a pocos minutos de la ciudad de Riobamba, en donde la Banda de Música San Pedro, llenará todas sus expectativas.
 
 
 
 

¿Que debes saber?

  • La Banda de Música San Pedro es el resultado del entusiasmo de un grupo de jóvenes que, apoyados por la iglesia de la parroquia, han logrado reunirse y capacitarse para constituir una banda capaz de entusiasmar a la población en torno a la tradición musical de los pueblos de los Andes ecuatorianos.  
  • La Banda ofrece música popular andina 
  • La sede de la Banda de Música San Pedro está ubicada en la Iglesia Católica Colonial San Pedro de Licto en el centro de esta parroquia.
  • Para definir detalles de horarios y costos de presentación debe contactar a la Banda directamente. 
  • Para llegar a Licto tome un bus desde el terminal parroquial ubicado en el barrio La Dolorosa. Si se moviliza por propios medios, saliendo del terminal sobre la calle Puruhá tome a la izquierda hasta la calle diez de agosto, gire en esta calle a la izquierda y avance una cuadra hasta la calle Asunción, gire en esta calle a la derecha y avance hasta la calle Olmedo, gire en esta calle a la izquierda y continúe hasta alcanzar la calle Roma, tome esta calle y continúe hasta la calle Madrid, gire en esta calle a la derecha y continúe por ella hasta la Avda. 9 de octubre, gire en esta calle a la izquierda y avance en ella hasta la Avda. Leopoldo Freire, gire a la derecha en esta calle y avance en ella hasta alcanzar la vía Licto - Riobamba, continúe en esta vía 12,1 km hasta alcanzar  la vía Licto - Pungalá y en esta continue 4,1 km; ingrese a la parroquia de Licto, atraviese las calles Víctor Terán, Sucre, Calderón, Ecuador y Bolivia, luego de la cual gire a la izquierda tres cuadras para llegar a la Iglesia Católica Colonial San Pedro de Licto.

Banda de Licto

Si quiere comprender la esencia de esta banda de pueblo, el mejor referente que encontrará es el padre Carlos Efraín Vera Paredes, quien nacido en Tixán hace 77 años edad, ha sido párroco de Cicalpa y ahora Párroco de Licto, desde hace 5 años. 

El padre Efraín, con esta carga de experiencia arraigada a las parroquias andinas, nos presenta el contexto dentro del cual se ha construido a sí misma la Banda de Música San Pedro, así nos comenta que en la parroquia de Licto se trabaja en dos frentes:

  • Uno desde la pastoral indígena que maneja 18 comunidades, cada una de las cuales está organizada con catequistas, cantoras y devotos, los cuales se reúnen varias veces por semana, dedicando su tiempo a la palabra de Dios, a los jóvenes y a las cantoras. En esta pastoral los catequistas se reúnen una vez por mes, no solo para informar la marcha de las comunidades, sino además para el estudio necesario para su participación, así como para la planificación de la misma.
  • Otro desde la pastoral mestiza que maneja el centro poblado y que se reúne también mensualmente, no solo para ver la marcha de la iglesia, sino además para planificar las actividades que se realizaran 

Con esta referencia, el padre Efraín nos comparte a continuación una historia de empeño y trabajo en conjunto, cuando nos cuenta que fue un grupo de unos 7 jóvenes los que se acercaron al convento guiados por el deseo de crear la banda de músicos San Pedro y que fue así como, hace un año y algo más, empezó todo. 

Se pidió al GAD que se nos diera por comodato por algunos años los instrumentos que se encontraban en el colegio de la parroquia que, aun cuando fue necesario invertir en ellos para que recobren las condiciones adecuadas para su empleo, una vez que no estaban en tan buen estado. 

Se ubicó el espacio necesario en el convento para guardar los instrumentos, así como, el espacio requerido para los repasos en los patios y pasillos que cuentan con la amplitud necesaria para que la banda de música ensaye.

Poco a poco los jóvenes se fueron interesando y buscando instructores para la capacitación, los cuales debieron ser apoyados por la unidad parroquial. Hoy por hoy la banda está integrada por adultos, jóvenes y unos 15 niños, que “poquito a poquito van capacitándose” para poder participar en los eventos de la parroquia, por lo cual se ha constituido una directiva para que se encargue de los contratos.

El entusiasmo en torno a la banda de música es muy grande; sus integrantes se reúnen dos veces por semana para capacitarse, varios han comprado sus propios instrumentos profesionales, se incrementan día a día el número de participantes, los padres de familia colaboran para la participación de niños y jóvenes en los repasos y, en fin, la banda ha avanzado mucho y goza del aprecio de todo el pueblo.  

Así, la banda ya ha salido a presentarse en los diferentes reencuentros que realiza la diócesis, ha participado en las novenas que realizan todos los barrios con motivo de la navidad logrando convocar a la gente en torno a su música e, inclusive, la banda de Licto abrió la manifestación que se realizó en Riobamba en defensa del matrimonio, nos comenta emocionado el padre Efraín.

Ahora, es el deseo de todos que la banda siga adelante, que se mantenga abierta a esos jóvenes que quieren aprender e integrarse a ella, que continúe estudiando y capacitándose con constancia como lo ha hecho hasta ahora, para de esta forma llegar a ser una banda de primera. 

Compartir: