Wira Kuchas del Carnaval Pawkar Raymi

La música es una expresión tradicional que los Puruhás no descuidan. En cada celebración un grupo de Wira Kuchas son los encargados de crear la atmósfera auditiva del festejo, que gracias a ellos se transforma en una experiencia única e inolvidable.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • Los Wira Kuchas se hacen sentir en todas las fiestas puruhás. En los pases del niño, matrimonios, fiestas parroquiales y rituales, llegan a brindar alegría y a iniciar el baile. 
  • En el Carnaval Puruhá o Pawkar Raymi, no puede faltar un grupo de seis a doce indígenas que bailan y cantan; tocan tambores, rodadores, rondines, guitarras y más instrumentos.
  • Llevan un poncho, un sombrero de lana de borrego y pantalón de tela; generalmente cargan banderas y sus instrumentos tradicionales.

No se hace Wira Kucha, se nace Wira Kucha

  • Buen físico, eso se necesita, pues las celebraciones puruháes son eventos de larga resistencia. No se trata de salir a tocar un par de horitas, al contrario, en las comunidades de la provincia del Chimborazo, las celebraciones duran varios días.
  • Buen oido, eso también es preciso, pues un auténtico Wira Kucha debe demostrar su destreza en más de un instrumento.
  • Buen ritmo, eso si que no puede faltar, pues el Wira Kucha debe saber bailar, tan pero tan bien, que sea capaz de motivar al más aburrido de los asistentes al festejo.
  • Los Wira Kuchas recorren el pueblo y visitan las casas de las autoridades y amigos del sector.
  • A cada paso avivan el ambiente, se los puede escuchar a mucha distancia, no les importa el cansancio, es su ofrenda, es su manera de celebración.
  • Este grupo ensaya constantemente para poder hacer una buena presentación, de ellos depende en gran parte que los fieles se animen y se contagien de la devoción y su papel en este rito tan significativo.

 

 



Documentos Adjuntos:

Compartir:

Riobamba, tiempo de Verano