Hacienda hotel en el punto más cercano al Sol

Desde los jardines del hotel Hacienda Abraspungo se puede observar la cima del Chimborazo, el lugar más cercano al Sol. Ubicada en Riobamba, Abraspungo es el sitio ideal para los exploradores que buscan seguir los pasos de Humboldt y Whymper.
 
 
 
 

¿Que debes saber?

  • La hacienda hotel Abraspungo, entrega al turista la posibilidad de hospedarse en un lugar que, a pesar de contar con todas las comodidades de la modernidad, le permitirá disfrutar de las tradiciones ecuatorianas, así como, de una gastronomía que también fusiona lo tradicional y lo moderno.
  • Ubicada en el kilómetro tres y medio en la vía Riobamba - Guano, es un lugar apartado del ruido de la ciudad y dedicado al relax y confort.
  • La hacienda es el lugar preferido de exploradores que en busca de aventura, sueñan con pisar la cima del punto más cercano al Sol, el Chimborazo.

El Chimborazo, el lugar más cercano al Sol

  • El hotel presenta una ubicación privilegiada rodeada de muchísimos atractivos naturales como el Parque Nacional Sangay y la Reserva de Producción de Fauna Chimborazo; y cerca a uno de los centros históricos más hermosos del Callejón Interandino.
  • Riobamba, el Corazón de la Patria, ofrece alternativas de transporte que facilitan el acceso a cualquier lugar del país, ya que se encuentra en el centro de éste y por tanto, equidistante de las principales ciudades como Quito, Guayaquil o Cuenca y de atractivos naturales como, la Amazonía y la Costa.
  • Desde los balcones y jardines de Abraspungo, se puede observar, si el clima lo permite, hasta 6 volcanes andinos.
  • Entre ellos destaca el Chimborazo, el punto más cercano al Sol de acuerdo a la medición que realizó la Tercera Misión Geodésica Francesa hace un par de años

Abraspungo la casa de todos los amigos

  • Abraspungo nos presenta un ejemplo de responsabilidad y compromiso, construido a través del tiempo por los fundadores de esta hacienda hotel, quienes la consideran una alternativa única para el turista, por cuanto entrega un servicio de calidad, que busca que cada huésped se sienta en su casa, haciéndole sentir la calidez familiar con todas las comodidades de la modernidad, pero siguiendo las tradiciones ecuatorianas; gracias a que, todas las familias que prestan sus servicios en el hotel, lo sienten como su hogar.
  • Doña Isabel Hurtado, quiteña de 65 años de edad, ha sido desde siempre su administradora, ella nos cuenta que aun cuando recién casada vivía en la capital, siendo esposa de un riobambeño que anhelaba regresar a su tierra natal, decidió junto a él trasladarse a Riobamba y, cuando se establecieron en esta ciudad, recuerda ella que, su casa “… era como la casa de todos los amigos y de toda la familia que vivía en Quito”.
  • En esta anécdota, Doña Isabel encuentra la chispa que generó el impulso necesario para que, junto a dos de sus amigos riobambeños, decidieran convertir su casa en un hotel, siendo uno de ellos, quien personalmente se encargaría del diseño y de la construcción del mismo.
  • Así el entusiasmo de este grupo de emprendedores se materializó en 1994, año en el cual se abrieron las puertas de Abraspungo para recibir al turismo nacional y extranjero, con la visión de brindar la mayor comodidad posible al turista que llega a la ciudad de Riobamba.

Comienzos de Abraspungo

  • Después de 26 años de servicio, Abraspungo es un negocio familiar, en el cual Doña Isabel y sus hijos entregan su mayor esfuerzo para brindar el mejor de los servicios a sus huéspedes nacionales y extranjeros.
  • "Mi yerno me ayuda muchísimo", enfatiza Doña Isabel, él está encargado de la cocina y del comedor lo cual constituye “un punto muy, muy importante para el hotel ya que la comida es básica para todos los turistas”.
  • Esta aclaración deja ver que, para la administración, el aspecto gastronómico es protagonista primordial de su oferta, a pesar de que considera que, lo más importante que el hotel entrega a sus huéspedes es una muestra de todo lo que es la provincia de Chimborazo, la serranía, los Andes ecuatorianos y el país en general.
  • Para cumplir con este objetivo, no solo que las habitaciones del hotel llevan los nombres de las montañas del país, encontrándose en su interior muestras fotográficas de cada una de ellas, o que todo el hotel ha sido decorado con objetos típicos, muestras arqueológicas y “cositas viejas” como dice Doña Isabel refiriéndose a las antigüedades que adornan tanto sus pasillos como sus salas; sino que, además, en él se ofrecen actividades variadas, relacionadas con la temporada o el feriado en curso, así como, paseos y recorridos a caballo o en bicicleta, por todos los alrededores de la ciudad.

Vocación de servicio

  • Para Abraspungo el servicio que brinda a la gente que lo visita, es la clave de la calidad; sin embargo, considera que también es parte de dicha calidad, el servicio que entrega a sus colaboradores; en este sentido, su compromiso se extiende a la comunidad de la ciudad de Riobamba, a la cual entrega una gran cantidad de plazas de empleo, formación para meseros, camareras, personal de mantenimiento y todo el personal operativo que permite la operación diaria del hotel, pero además, se extiende también a las nuevas generaciones, a las cuales entrega un legado de trabajo honesto y justo, responsable con la sociedad, el medio ambiente y el Estado, a través del cumplimiento de sus obligaciones tributarias.
  • A Abraspungo le encantará recibir a todos los turistas que quieran visitar el Corazón de la Patria.

¿Cómo llegar a Abraspungo?

  • Para llegar a este Hotel Hacienda, debes ubicar el terminal provincial de la ciudad de Riobamba, ahí puedes preguntar por el Fuerte Militar Galápagos, en cuya dirección podrá dirigirse hacia la vía que conduce al cantón Guano.
  • Ya en esta vía, deberá avanzar hasta el kilómetro tres y medio donde encontrará como punto de referencia a su costado izquierdo, el restaurante el Pedregal Lounge.
  • Luego de pasar por éste deberá continuar hasta alcanzar la primera salida en la cual deberá ingresar y seguir el camino por 170 metros, hasta encontrar una división en la que deberá continuar hacia la izquierda 100 metros más.
Compartir: