Centro Histórico de Riobamba

Conoce los detalles que esconde uno de los centros históricos más hermosos y jóvenes del Ecuador. Comprende su historia, sus ritos y los conceptos que se utilizaron para su diseño.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • El 4 de febrero de 1.797 un terremoto destruyó a la antigua ciudad de San Pedro de Riobamba.
  • La ciudad original, fue la primera ciudad fundada por España en territorio ecuatoriano. Diego de Almagro la fundó el 14 de agosto de 1.534.
  • La catástrofe, permitió a los riobambeños, construir la primera ciudad planificada del Ecuador, lo cual dio lugar al diseño de uno de los centros históricos más hermosos de los Andes.
  • A la arquitectura típica de los centros históricos de Latino América, en Riobamba se le suma un paisaje espectacular, que permite divisar a su alrededor a 6 volcanes, 2 considerados entre los más hermosos del continente: el Chimborazo y El Altar.
  • Estilos neogóticos, neoclásicos y eclécticos decoran las fachadas de edificios patrimoniales, iglesias y se hacen presentes en hermosos parques coloniales.
  • El joven centro histórico, es más bien un núcleo histórico, esto debido a su tamaño, que aunque pequeño es dueño de una singular belleza.
  • Si bien este núcleo histórico es pequeño (menos de 100 cuadras) y relativamente nuevo (1.798), su belleza es digna de la admiración de propios y extraños.
  • A Riobamba se la conoce como la “Ciudad Bonita”, precisamente por su centro histórico.
  • Museos, conventos, iglesias y edificios, pueden ser visitados por turistas, sin duda una experiencia inolvidable para los amantes de la cultura.

La primera ciudad española fundada en el Ecuador

Cuando las personas mencionan la ciudad de Riobamba, utilizan diferentes nombres: “Sultana de los Andes”, “Cuna de la nacionalidad ecuatoriana”, son buenos ejemplos del profundo significado histórico que guarda esta ciudad andina. Y esto de atribuirle nombres a Riobamba, no es nada nuevo, de hecho, en tiempos de la colonia, se la conocía con el milenario nombre de la capital de los puruhaes: “Liribamba”, o con el nombre que le dieron sus fundadores: “San Pedro de Riobamba”.

Lo de “profundo significado histórico” no es una exageración, Riobamba fue fundada el 15 de agosto de 1.534 por Diego de Almagro, siendo la primera ciudad española del territorio ecuatoriano, 4 meses antes de la fundación de Quito. Fue esta ciudad de Almagro ubicada cerca de la laguna de Colta, una de las ciudades más grandes y bellas de las Américas, con edificios, iglesias de gran clase y esplendor, una ciudad que contó con todos los servicios públicos, políticos, sociales y religiosos de las grandes ciudades del nuevo mundo.

La tragedia, piedra angular de uno de los centros históricos más bellos del Ecuador

  • La actual Riobamba, es una ciudad nueva, es una ciudad a la que le fueron arrebatadas 263 años de historia.
  • En 1797, un 4 de febrero, un terrible terremoto destruyó a la que fuera, una de las más importantes ciudades de la colonia española.
  • Y fue esta tragedia, que dio paso al desarrollo de la primera ciudad planificada del Ecuador.
  • Basta con recorrer su centro histórico, para entender el extremo detalle y los cuidados que los riobambeños, le dieron a su nueva casa.
  • Lizarzaburu, fue el hombre encargado, luego del terremoto de explorar los Andes ecuatorianos, en busca del mejor lugar posible para fundar la nueva ciudad.

Riobamba, la Sultana de los Andes

  • José Antonio Lizarzaburu junto a Leandro Sepla y Oro, agotaron todos sus esfuerzos para hacer bien su tarea.
  • La llanura de Tapi fue el sitio elegido. Una zona amplia con generosas fuentes de agua, con un paisaje espectacular, desde el cual se puede observar en una vista panorámica de 360 grados al majestuoso coloso de los Andes: el Chimborazo, seguido de los volcanes Tungurahua, Carihuairazo, Altar, Cubillines y Sangay.
  • Sin duda los nevados más hermosos del Ecuador, verdaderas joyas, dispuestas en círculo, cómo si se tratará de la corona de un sultán, de ahí que a Riobamba se la conoce como la Sultana de los Andes.
  • El terremoto pudo lesionar la integridad física de Riobamba, más no pudo lesionar su espíritu. La nueva ciudad trajo consigo la totalidad de sus manifestaciones culturales.

La Catedral de Riobamba

  • Los riobambeños construyeron símbolos que les permitieran superar los traumas de la catástrofe.
  • Tal vez por eso, con las mismas piedras de su ciudad devastada, construyeron en la Llanura de Tapi sus nuevos edificios.
  • La Catedral de la ciudad de Riobamba es el mejor ejemplo de este esfuerzo. De gran sobriedad y elegancia, empezó a construirse 13 años después del terremoto, terminándose en el año de 1.835.
  • Mantiene una fachada de estilo barroco en el que se pueden encontrar símbolos españoles, indígenas y hasta masónicos. Destacan representaciones de los pasajes del antiguo y nuevo testamento.
  • Su interior completamente reconstruido, expresa la fuerte presencia indígena de la zona, a través de un mural de gran formato, que presenta a un Cristo mestizo de Oswaldo Viteri, supendido en el aire y en medio del sol y la luna, y un Cristo de poncho del Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz. 

Modificando las leyes de Indias

  • Las casas tradicionales de un piso, reflejan la preocupación que los riobambeños guardaron a los terremotos, lo que los llevó a modificar las reglas que España había definido para el trazado de sus ciudades. Ensancharon las calles como medida de seguridad frente a lo sismos y definieron límites de altura para sus edificios. No se conformaron con una única plaza Mayor, sino que construyeron 6 plazas públicas, que servirían como refugio de sus habitantes en la eventualidad de nuevos terremotos.
  • En el último tercio del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, Riobamba plasmó una preciosa arquitectura, con mansiones, pequeñas casas, espectaculares templos y edificios, que la diferencian de manera dramática, de los otros centros históricos del Ecuador.
  • La Casa de la Sociedad Bolivariana, conocida como Casa Bolívar, actualmente convertida en el restaurante El Delirio, es un buen ejemplo de las casas de un piso. Edificada en 1.813 es célebre, por haber recibido al Libertador Simón Bolívar en su paso por Riobamba en 1.822. Altas paredes de bareque, marcos de madera labrada en las ventanas, caminería empedrada guiando a un jardín frontal en el que descansa una pileta de piedra, son el testigo de la arquitectura empleada en la nueva Riobamba.
  • La Mansión Santa Isabella, actualmente convertida en un hotel, es una casa republicana, que en su fachada exhibe ventanas simétricas y coronadas por arcos rematados y coloridas plantas que decoran a sus balcones. Marca pisos y zócalos de piedra conservan los finos tallados de una época de lujo y prosperidad.

El preludio de la libertad

  • El parque de la Loma de Quito, guarda en sus rincones los vestigios de un pasado de gloria. Fue en esa pequeña loma, que las tropas libertarias gritaron, “!de esta loma, a Quito!”. El 21 de abril de 1.822 se realizó la Batalla de Tapi, que enfrentó a las tropas realistas con las tropas independentistas.  Los patriotas bajo las órdenes del General Antonio José de Sucre y liderados por el Mayor Lavalle, en singular batalla doblegaron al ejército español, haciéndolos retroceder a Quito, para que un mes más tarde fueran derrotados de manera definitiva en la Batalla de Pichincha.
  • Hoy en la Loma de Quito, se ubica el parque 21 de Abril. Un obelisco piramidal, marca el sitio en el que se recuerda el coraje del General Sucre y del Mayor Lavalle. Un busto de grandes dimensiones de Simón Bolívar observa esta ladera, que fue el preludio para la independencia del Ecuador, el 24 de Mayo de 1.822.

Las huellas del paso del ferrocarril

  • Ya en la época republicana, Riobamba vivió el acelerado paso de la prosperidad que llegó a la ciudad en forma de un tren. Ya para 1.920 Riobamba era unos de los más importantes centros de negocios del Ecuador. Ubicado estratégicamente en el centro de la vía del ferrocarril que conectaba a Guayaquil con Quito, Riobamba se transformó en un sitio obligado de paso y luego de veraneo, de empresarios europeos y de las familias ecuatorianas más acaudaladas de la época.
  • La casa de la Independencia ubicada frente a la plaza mayor de la ciudad (parque Maldonado), es una soberbia construcción de estilo neoclásico, con portales de columnas jónicas y decorados moriscos en los tumbados de sus portales. Esta casa fue transformada en el lujoso hotel Ritz, que sirvió para recibir a las personalidades políticas y de negocios que visitaban Riobamba.
  • La estructura de la ciudad conformada por quintas y haciendas se modificó, con la llegada del tren. Nuevas ciudadelas como la de Bellavista, completamente planificas fueron construidas, imponentes edificios marcaron el rostro de la ciudad.
  • La Sociedad Bancaria de Chimborazo fue mientras existió, el motor que dinamizó la economía de la ciudad. Hoy su recuerdo se hace presente en el edificio de Correos del Ecuador, que, con un caprichoso reloj público, decoran una de las calles principales de este centro histórico.
  • Junto a los edificios se construyeron mercados como el de La Merced y se decoraron los parques con lujosos monumentos, entre los que destacan las piletas de agua del parque Maldonado, el monumento al mismo Pedro Vicente Maldonado, la Venus del mercado de la Merced (actualmente en la Casa Museo) y el Neptuno que junto a sus tritones decoran el centro del parque Sucre.

Una oda al buen gusto y la planificación, eso es el Centro Histórico de la Sultana de los Andes.

Compartir: