Patrimonio Cultural del Pase del Niño

Con la Declaratoria del Pase del Niño como Patrimonio Cultural Inmaterial Local del cantón, Riobamba es la primera ciudad del Ecuador en reconocer este patrimonio. 
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • El 6 de enero del 2017, en Sesión Extraordinaria el Concejo Municipal de Riobamba, declararó al Pase del Niño Riobamba, como Patrimonio Cultural Inmaterial Local, por ser una festividad que forma parte de la memoria colectiva de Riobamba, por ser una costumbre que ha venido desarrollándose por décadas, conservando su esencia y componentes que la identifican como tradición única e irremplazable de la ciudad, con todos y cada uno de sus elementos simbólicos y sociales que comprende dicha manifestación.
  • El pase del Niño es una manifestación de fe religiosa, que se expresa de manera pública, atravesando las calles de Riobamba, con una procesión llena de personajes tradicionales
  • El pase del Niño es una construcción social que permite la delegación y asignación de los roles necesarios para convocar y organizar la celebración.
  • Durante los meses de diciembre y enero de cada año, centenares de Pases del Niño, llenan de alegria y tradición las principales calles de Riobamba. 

Pase del Niño Riobambeño

En la ciudad de Riobamba se realiza el Pase del Niño Rey de Reyes, la víspera inicia el 5 de enero con el último día de novena del Niño, se realiza una eucaristía para después salir con antorchas del Oratorio hacia el lugar en donde se realiza un evento artístico musical y un espectáculo de juegos pirotécnicos.

El 6 de enero se realiza el tradicional Albazo, que al son de la música que toca la Banda de pueblo invita al festejo para luego realizar el Pase del Niño Rey de Reyes, que inicia y termina en el Oratorio y Santuario del Niño en Santa Rosa. 

En el transcurso del recorrido del Pase del Niño, se llega a la Iglesia San Antonio de Padua en la Loma de Quito, allí se realiza la misa, al terminar retoman el recorrido del Pase del Niño de regreso hacia el Santuario.

Se ha convertido en una fiesta tradicional pues la imagen del Niño data desde la antigua Riobamba, uno de los milagros que ha sucedido con respecto al Niño es que quedó intacto después del terremoto de 1797; El Pase del Niño Rey de Reyes inició en el año de 1903 con Xavier Mendoza, se ha mantenido durante cinco generaciones, primero sólo era un festejo familiar, hasta que en 1998 el priostazgo pasa a Instituciones públicas y/o privadas, la primera fue la Brigada Blindada Galápagos.

También se realiza el desfile del Niño Rey de Reyes Chimborazo que es de propiedad de la Curia.El festejo del Niño Rey de Reyes Chimborazo se instituye desde el 28 de diciembre de 2004 con la novena, el 5 de Enero las vísperas y el desfile el 6 de Enero de 2005 en la tarde;desde allí el priostazgo lo realizan las Instituciones Públicas y/o privadas de Riobamba o algún personaje representativo de la ciudad.

El Pase del Niño es una de las expresiones religiosas y culturales con mayor reconocimiento social en Riobamba, fortalece las relaciones de amistad entre familiares y vecinos, la tradición dice que es con esta interacción que se forman lazos fraternos inquebrantables y compromisos formales.

Construcción social del Pase del Niño

  • Los fundadores son los que iniciaron con la festividad, dueños de la imagen del Niño Jesús, aprueban y orientan a los priostes para que la celebración se lleve a cabo con todos los detalles que simbolizan su esencia. Cuando el fundador fallece, la tradición dicta que sea su primogénito el que hereda la imagen del Niño y con ella toda la manifestación.
  • Los síndicos son los encargados de proteger y conservar a la divina imagen en el caso de Pases del Niño familiares. Los custodios también protegen la imagen durante todo el año.
  • Los priostes en sucesión anual, reciben la importante denominación de organizadores de la fiesta, su elección se da por nominación de méritos como responsabilidad moral y económica o también por voluntad propia, en demostración de fe al Niño Jesús. Ser prioste trae consigo un privilegio, es una de las mayores consideraciones sociales existentes y lleva implícito un gran compromiso que según la costumbre y devoción será recompensado por el mismo Niño Jesús. 
  • Los jochantes del Pase, realizan contribuciones, ofrendas y regalos para la fiesta: danzas y comparsas, participación de personajes y disfrazados, carros alegóricos, pirotecnia, bandas y grupos musicales, alimentación y bebida para los participantes, vestimenta para la imagen del Niño, trajes para los danzantes, entre otros. Estos donadores reciben también el nombre de guashayos, los cuales dirigen y organizan las participaciones de comparsas y grupos de danzantes en el Pase.

Simbolismos del Pase del Niño

  • Las travesuras del Niño. La magnitud de esta manifestación riobambeña tiene su esencia en el regocijo de las personas al celebrar al Niño Jesús. Todos sus involucrados tratan siempre de agradarle. Lo llaman “travieso” debido a que en caso de no cumplirle lo ofrecido se puede tener repercusiones negativas. Mucha gente narra historias sobre como han sido víctimas de las “travesuras del Niño”, al no haberse mostrado gustosos de participar de la fiesta o de no colaborar en lo encomendado u ofrecido.
  • Celebración de su llegada. En esta celebración la fe juega el papel primordial ya que no es una fiesta cualquiera, es una demostración hacia sí mismos y hacia la sociedad de que el Niño Jesús merece su reconocimiento, veneración y festejo.
  • Como dicta la tradición. Cada uno de los pases que se realiza en Riobamba tiene el mismo nivel de importancia, más allá de su tamaño u opulencia, todas guardan la esencia cultural de la devoción, lo que ha mantenido su vigencia hasta nuestros días.

Personajes del Pase del Niño

  • Priostes y Jochantes. Designados o presentados de manera voluntaria, cada año, los priostes son  los responsables de todos los preparativos de la fiesta, mientras que los jochantes son los encargados de donar la fiesta, es decir de donar la comida, danza y música.
  • Sacha Runa. Un hombre salvaje y bestial que con látigo en mano, asusta a los espectadores del pase.
  • Diablo sonajero. Elegante demonio, que tras una máscara de lata pintada de rojo, envuelve y encanta con su danza.
  • Vasallos. Comprometidos embajadores que acompañan a los personajes del pase.
  • Perros. Vigilantes guardianes del Niño, hacen sentir su presencia protectora.
  • Curiquingue. Representa al ave andina que lleva el mismo nombre, su baile se realiza imitando los movimientos del Curiquingue para honrar al Dios Sol.
  • Danzante de Yaruquíes. Es un personaje masculino de orígen prehispánico que rendía culto a los dioses Sol y Luna.
  • Payaso tradicional. Es el personaje que representa la alegría y el humor de este tradicional festejo.
Compartir: