Ese bronce que pasa de mano en mano

En el Mercado de la Esperanza, Bolívar Valverde y su familia ofrecen varias figuras de bronce de segunda mano, un negocio que tiene rebajas y buenos precios.
 
 
 
 

El bronce lo forma el cobre y el estaño y fue una aleación que definió una parte de la historia de la humanidad “La edad de bronce” registra utensilios y armas en una humanidad que empezaba a crecer.

Estuvo en los talleres de joyeros y artesanos, además de empresas donde se acuñaban monedas que servían para el comercio y la economía en algunas partes del mundo, los artesanos lo han hecho su materia prima para tenerlos en la vida cotidiana del campo o en la ciudad.

Entre espejos y el sonar de campanas puede estar el bronce, tanto como en representaciones de animales desde los más diversos y especiales, en las casas en decorado y en las iglesias cargando cirios, son detalles especiales de la aleación ligada a las manos del hombre.

Las pailas aún sirven en fogones retenidos en el tiempo y son parte del secreto del sabor de una buena fritada, las abuelas daban en herencia y claro cuando la hija se casaba era parte de la dote…

Tiene su peso y detalle, piezas que pueden decorar de forma especial un sitio de la casa, buscado por coleccionistas siempre, una de las exposiciones más grandes y permanentes de este producto está en el Mercado de la Esperanza donde Bolívar Valverde y su familia ofrecen varias figuras de bronce de segunda mano, un negocio que tiene rebajas y buenos precios.

Ellos están todos los sábados desde muy temprano y entre arreglar cada pieza y regatear con cada cliente pasa el tiempo y el gusto por mantener una bella tradición de mucho tiempo, en este sitio el bronce vive entre recuerdos de varios dueños y manos que lo formaron y limpiaron….

Fuente: Historias de la Riobambeñidad

Compartir: