El frío de los Andes abordo de Tren

¡Achachay, achachay... Qué frío! El tren ecuatoriano inicia un nuevo recorrido en el país de los cuatro mundos, un país que muestra cada espacio y activa cada parte de tu cuerpo, con las más intensas sensaciones que hacen palpitar  tu corazón.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

  • El Ecuador que ‘ama la vida’ te invita a disfrutar de una experiencia a bordo del ferrocarril, en la ruta Tren del Hielo I, que te hará sentir fríos intensos, en muchas ocasiones bajo cero, pero siempre hay algo bueno detrás de ello, la presencia imponente del volcán Chimborazo, el más alto del mundo desde el centro de la tierra y aunque usted no lo crea, este volcán ecuatoriano supera al Everest.
  • La mañana inicia desde la estación de Riobamba, lugar que acoge con los brazos abiertos a todos los visitantes, su gente amable, hospitalaria y llena de alegría, te hace sentir en casa. Más de 50 turistas abordan el auto ferro que los llevará a su destino final Urbina.
  • Este es un viaje enriquecedor y estoy seguro que usted deseará vivirlos más de una vez para descubrir cada uno de sus espacios con mayor detenimiento, no debe olvidar llevar un buen abrigo, gorro de lana, guantes, zapatos cómodos, bufanda y si el frío sigue intenso, un ponchito comprado en una de las tiendas del tren será una gran solución. Allí podrá encontrar productos únicos realizados por emprendedores de la zona.
  • El paso del tren por los sembríos de la región Andina, nos muestra lo magnífica y bondadosa que es la naturaleza, además de el esfuerzo que realizan los agricultores para producir los alimentos que todos consumiremos. Esta zona es básicamente agraria, lo que hace que la vista sea una experiencia llena de colores mágicos. El paso del tren nos muestra a la gran Pachamama, la madre que nos alimenta y acuna.
  • Recorrer Ecuador en tren no solo nos permite admirar la belleza de los paisajes, también nos permite conocer lo que nos da la tierra, reconocer el trabajo de la gente que día a día hace que nuestros hogares, en las ciudades, día a día se llenen de infinidad de productos de la tierra.
  • En este recorrido de 31 kilómetros, los paisajes se ven adornados también por el volcán Chimborazo, que como guardián compaña el trayecto hasta la estación de Urbina.

Una historia viva junto al volcán

  • Al llegar a Urbina el frío te estremece por sus vientos helados, esto puede solucionarse con una  caminata dentro de la  tienda del tren.
  • Baltazar Ushca es el último hielero del Chimborazo, nos recibe con una gran sonrisa y nos cuenta: “El oficio lo aprendí desde guambrito (niño), mi papá tenía el pelito blanco, igual que el Taita (papá) Chimborazo”. Baltazar cuenta que desde su niñez realizó la labor que lo caracteriza, él trae hielo desde las nieves eternas del volcán. El trabajo es duro y en la actualidad mucho más, ya que los pedidos cada vez son menos.
  • Su rostro con varias arrugas, nos muestra el paso del tiempo. A sus 74 años ya tiene más de 60 trabajando con el hielo y cada vez sube a más de 4800 metros para obtener la pateria prima de un helado único, preparado con hielo del Chimborazo. finalmente Ushca nos dice: “Invito a todos mis amigos a que vengan desde lejos a conocer. Mi corazón se pone contento al verlos”
  • Para las largas caminatas Baltazar se aprovisiona de tostado, machica (harina de cevada tostada) y chapo que son súper alimentos, cuando vengas pruébalos y vive la experiencia completa.
  • Además de ver al último hielero del Chimborazo en la estación de Urbina, pude aprender como se realizan las artesanías con tagua, adquirir prendas de vestir elaboradas con cuero y lanas, conocer las tradicionales chozas de la serranía ecuatoriana y saborear las delicias que elabora la Comunidad Pulingui, que desde hace cinco años trabaja con Tren Ecuador y ofrece a los visitantes un turismo vivencial.

Los secretos de la naturaleza, en la Moya

  • El recorrido en tren tiene su última parada en la comunidad de La Moya. Niños, jóvenes y adultos reciben a los visitantes con danzas y sonrisas, son parte de esta comunidad que a través del turismo comparten su conocimiento.
  • En 30 minutos se puede caminar por senderos creados para los turistas, en ellos se encuentran al alcance de las manos, las soluciones para sanar varias dolencias como gripe o tos. Todo gracias a plantas medicinales.
  • Llantén, lengua de vaca, cola de cabello, tilo, ortiga negra o blanca, son parte de las plantas que se encuentra en la zona Andina de Ecuador. La comunidad también nos enseñó algunos usos, por ejemplo la ortiga blanca es para los malcriados y la negra para la circulación de la sangre, estas plantas a su vez sirvieron en la preparación de deliciosas ensaladas.
  • Tras una larga caminata un delicioso almuerzo elaborado por la comunidad La Moya es un gran complemento. Para empezar chulpi con ají de tomate sobre una mesa decorada con un mantel de acabados andinos, luego sopa de quinua para restablecer las fuerzas y un gran seco de pollo, para finalizar esta deliciosa experiencia están higos con queso en su punto, todo esto acomplañado por un refrescante jugo de mora con guanabana. ¡Buen provecho!
  • Tras disfrutar de esta deliciosa comida, se puede recorrer el museo de la comunidad. Allí me pusieron a prueba, la  guía me preguntó: ¿Usted quisiera saber si está lista para casarse? Claro, le dije. Guía:La prueba de fuego es moler cebada en piedra para elaborar la tradicional máchica. Sí pasé la prueba, según mi maestra lo hice a la perfección ¡puedo dejar la soltería!
  • El recorrido no termina ahí ya que una vez fuera del museo la música invade el ambiente, la comunidad organiza un baile tradicional, en el que los visitantes mueven el cuerpo y así entre risas, comida deliciosa, gente amable, bordados con lana y mucho más, la comunidad de La Moya ofrece una experiencia inolvidable que no se debe dejar de experimentar.
  • Además, esta comunidad ofrece a los visitantes alojamiento, turismo vivencial, gastronomía, música, leyendas y más.
  • De retorno a Riobamba los recuerdos de lo vivido y las historias, invitan a seguir experimentando nuevos lugares inolvidables. 

Datos importantes

  • Reserve su recorrido a través de la página web de Tren Ecuador www.trenecuador.com o en sus líneas telefónicas 1800 TRENES (873637) 
Compartir: