1
2
3
4
5
6

Ruta de las huecas de Riobamba

Riobamba es un destino gastronómico impresionante, sazonado por siglos de sincretismo entre la cultura española e indígena y servido por huecas tradicionales que mantienen vivos los sabores del centro del Ecuador.
 
 
 
 

¿Qué debes saber?

Cada barrio mantiene su sabor

Si estás alistando maletas para visitar la "Ciudad de las Primicias", es indispensable que prepares tu propia ruta gastronómica. Y la tarea no será sencilla, puesto que la variedad de locales y platos tradicionales es impresionante. Tal vez la forma más práctica de saborear los platos riobambeños, es que explores su gastronomía por sectores o barrios.

Mercado Mariano Borja, el famoso Mercado de la Merced

Conocido como La Merced, es el epicentro de gastronomía riobambeña. Con siglos de presencia y varias transformaciones arquitectónicas, este mercado resume de manera espectacular los sabores de la comida tradicional de la Ciudad Bonita. El cariño de las vendedoras, se expresa en piropos capaces de subir la autoestima de cualquiera: “Venga guapo, doctor, sukito”.

El mejor hornado del mundo ¡es riobambeño!

  • Parece exageración, ¡pero no!
  • Y es que el sabor del hornado riobambeño destaca entre las propuestas que desde el Carchi, Pichincha, Tungurahua y Azuay se ofrecen a los turistas que llegan al Ecuador.
  • Tal vez si se revisa la historia, se puede entender el origen de su aventajado sabor. Los cerdos fueron introducidos al continente americano por los españoles y Riobamba fue la primera ciudad fundada por España en el territorio ecuatoriano. “Más sabe el diablo por viejo, que por diablo” esta simple frase, es la mejor explicación de la fama del hornado de los riobambeños.
  • El hornado se encuentra en todos los mercados de lunes a domingo, sin embargo, los fines de semana se puede ver en las esquinas de la mayoría de barrios, al menos un puesto de este delicioso plato tradicional, que se diferencia por su chiriucho: un fino jugo de sabor agrio preparado con chicha, cerveza, cebolla y ají.
  • En Riobamba el hornado se acompaña con mote, lechuga y tomate.
  • Los locales de Cecilia Falconí y Alejandrina Allanga del mercado de la Merced, son apenas un par de huecas de hornados que debes visitar.

Llapingachos con fritada

  • Los llapingachos se preparan con papas, que después de ser cocinadas son refritas con manteca de cerdo y cebolla blanca para formar una masa, luego se asan con manteca de cerdo. La fritada se prepara con carne de cerdo, en una paila de bronce. Primero se cocinan los trozos de carne con cebolla, ajo, cerveza, hasta que la carne este suave y el líquido se haya consumido. Luego en la misma paila se fríe hasta que la carne se seque.
  • Los llapingachos se sirven acompañados de fritada, con una ensalada de remolacha, lechuga, tomate y aguacate. Una variación, que no incluye fritada, se acompaña con chorizo y huevos fritos.
  • Los llapingachos se encuentran todos los días del año en varios locales de la ciudad, siendo los más famosos, los de La Merced.

Jugos de sal riobambeños

  • El jugo de sal lleva este nombre por ser una bebida espesa y salada, que contiene el jugo de la carne o estofado de carne, huevos casi fritos y picadillo (culantro y cebolla blanca repicado). Los ingredientes son batidos manualmente y se lo sirve caliente, con unas gotas de limón, en un vaso de vidrio.
  • Este preparado se lo conoce como “levanta muertos”, ya que es muy recomendable para combatir “el chuchaqui”, modismo empleado para nombrar a la resaca. Por otro lado, es un alimento muy rico en proteínas por su contenido.
  • Típicamente riobambeño, este plato nació en el icónico Mercado de la Merced donde Doña Luna lo tiene disponible todos los días del año.

Rompe nucas con hielo del Chimborazo

  • Una de las más grandes tradiciones de la Sierra centro del Ecuador, es sin duda alguna, los famosos “rompe nucas riobambeños”.
  • Consisten en los jugos de frutas naturales licuados con el hielo del volcán Chimborazo, el mismo que en la antigüedad, debido a la falta de tecnología, se utilizaba para conservar frescos los alimentos, y que hoy se utiliza para refrescar bebidas naturales.
  • En La Merced se expenden estas deliciosas bebidas llamadas rompe nucas, debido a la fuerte sensación helada que ocasiona ingerirlos de manera brusca.
  • El frío sube hasta la cabeza provocando un fuerte dolor, por lo cual se recomienda que estas bebidas sean ingeridas moderadamente para evitar la sensación de “romperse la nuca”.
  • Este jugo aún es posible encontrarlo, tal y como se los preparaba hace más de un siglo, gracias al último hielero del Chimborazo, Baltazar Ushca, quien desde los 15 años sube al nevado Chimborazo y con su pico y su pala, extrae el hielo.
  • Baltazar entrega el hielo a las vendedoras de los rompe nucas dos veces por semana, martes y jueves.
  • Una de las vendedoras de la Merced que destaca, es Rosita Almachi con su delicioso rompenucas.

Empanadas de morocho

  • Preparadas con harina de morocho se fríen en aceite y en su interior contienen un condumio de arvejas, zanahoria amarilla, cebolla y carne. Se sirven solas o con variedades de ají y son la compañía perfecta para un café.
  • En la esquina de la Plaza Roja en las calles Colón y Orozco se venden los domingos en la mañana, y todos los días en el mercado de la Merced.

Queso de chancho, perniles y pickles

  • Combinados en deliciosos sánduches y acompañados con variados jugos de fruta, los quesos de chancho y perniles, se sirven desde el siglo pasado en la Fuente de Bar Hugos, ubicada en los exteriores de la Merced.

Mercados de San Alfonso y La Condamine

  • Contraria a la tradición española de trazado de ciudades en el Nuevo Mundo, los riobambeños fundaron su nueva casa en la llanura de Tapi no con una plaza central, sino con 6 plazas.
  • Un terremoto destruyó la ciudad original y es por esto que la actual Riobamba fue perfectamente planificada.
  • En la actualidad muchas de estas plazas se transformaron en mercados que guardan su encanto al exhibir rostros indígenas y mestizos, que se concentran para comerciar frutas y verduras frescas.
  • Estos mercados son a la vez, el mejor lugar donde se mantienen vivas las tradiciones de la ciudad. Si bien los mercados de La Merced, San Alfonso y La Condamine, se destacan hay otros que esconden sus propios secretos.

Morcillas del Mercado de San Alfonso

  • La morcilla es uno de los embutidos más antiguos de los Andes americanos. En Riobamba la morcilla tiene una particularidad que la distingue: su relleno tiene un ligero sabor dulce, debido a la incorporación de raspadura de panela en su refrito. Este toque dulce, sin duda, resalta el sabor de su relleno que contiene col, pasas, arroz cocido, chicharón, hierba buena, vísceras, sal y manteca de cerdo.
  • En el mercado San Alfonso ubicado en la calle Argentinos y 5 de Junio, los días miércoles, sábados y domingos, se ofrece este plato.

El caldo de 31 del Mercado de San Alfonso

  • Es un generoso caldo que contiene una amplia colección de vísceras de cerdo: corazones, pulmones, hígados, tripas, son algunas de las vísceras que destacan.
  • Muy bien condimentadas con ajo, comino, achiote y cebolla.
  • En el pasado varias familias alcanzaron fama en el barrio de La Concepción, y actualmente este plato se puede encontrar en el Mercado de San Alfonso.

Morocho con empanadas de viento en el Mercado de La Condamine

  • El morocho es una bebida dulce y caliente, preparada con una variedad de maíz denominada morocho.
  • Ampliamente difundida en todo el Ecuador, en Riobamba se prepara únicamente con azúcar y leche; y se acompaña con empanadas de viento.
  • Las empanadas de viento son de harina de trigo, fritas en aceite y en su interior tienen queso y mucho viento, pues su cocción hace que se "inflen".
  • Varios negocios de la ciudad ofrecen este plato, siendo las más reconocidas las que se venden en el Mercado de la Condamine, todos los días de 8h00 a 18h00.

Coliseo Teodoro Gallegos Borja

En los exteriores del Coliseo mayor de la ciudad, varias huecas impulsan sabores típicos de los Andes ecuatorianos.

Ceviche de chochos en los Andes ecuatorianos

  • Con más de 20 años de historia, los ceviches de chochos de Riobamba han sabido ganarse un buen lugar en el mapa gastronómico del Ecuador. Un grupo de riobambeñas a finales de siglo pasado, encontró en los chochos, tostado y cuero del cerdo, una oportunidad para emprender negocios ambulantes de comida. La innovación impulsó a estas vendedoras a incorporar el jugo de tomate, adoptando así el nombre de ceviche.
  • Este ceviche está conformado por chochos, jugo de tomate, cuero de cerdo, cebollas, picadillo y se lo acompaña con canguil, tostado y chifles, ofrecen también dos tipos de ají, el fuerte que contiene realmente ají y es de color tomate; o el suave que es un licuado del chocho sin ají y es de color blanco. A parte de su tradicionalidad este plato es muy nutritivo ya que el chocho tiene una gran cantidad de calcio que aporta al fortalecimiento y cuidado de los huesos.
  • Actualmente estos negocios han alcanzado prosperidad, contando con restaurantes que proponen sucursales y agrupaciones de vendedoras que, desde el barrio de Villa María, los exteriores del Coliseo Daniel León Borja y exteriores de escuelas y colegios, deleitan a propios y extraños, todos los días, desde las 9h00 hasta las 14h30.
  • El el Coliseo, destaca el puesto de Doña Mari, y en Villa María el de Doña Aidita.

Tripa Mishqui

  • La tripa mishqui es conocida en otros países como chinchulines. No son iguales, la tripa mishqui tiene una cocción directa a la parrilla y los chinchulines se los cocina en una paila. Este plato está conformado por el asado del intestino delgado y grueso de la res, debidamente limpio y adobado para su cocción, se lo acompaña con mote tradicionalmente y los últimos años por sugerencia de los clientes con papas cocidas y . Se conoce que además de ser un exquisito platillo tiene propiedades curativas y protege la flora bacteriana del sistema digestivo.
  • Las Tripas del Coliseo ubicada en las calles Rocafuerte y Orozco, tiene más de 40 años de una tradición, iniciada con doña Magdalena y ahora mantenida por sus hijas, todos los días en la parte posterior del Coliseo Teodoro Gallegos Borja a partir de las 17h00.

Reloj del Correo

Un ícono arquitectónico de Riobamba, es el edificio de Correos del Ecuador, ubicado en las calles Espejo y 10 de Agosto. Coronado con una caprichosa cúpula con reloj, es el punto de partida para los amantes de los helados.

Helados de Paila

  • Ubicado en la calle Espejo entre 10 de Agosto y Guayaquil, un local con más de 20 años de tradición, los Helados de Paila de la Merced, ofrece los tradicionales helados elaborados en una paila que descansa sobre una canasta de hielo.
  • De todos los sabores de frutas, estos helados son ideales para calmar el calor de las tardes riobambeñas.

Helados bombones Cristelof

  • Desde el siglo pasado, este local tradicional de Riobamba, brinda unos particulares helados denominados como bombones. De crema de leche y bañados con una cubierta de chocolate, estos helados son una golosina que entra también por los ojos.

Helados de San Francisco

  • En el costado de Mercado de San Francisco de la calle Primera Constituyente, desde el siglo pasado, una pequeña tienda ofrece helados con un indiscutible sabor riobambeño.
  • Los helados de San Francisco, elaborados con jugos de frutas con agua o con crema. Son famosos los sabores de mora, tomate, coco, chocolate y taxo.

Panes, humitas, tamales, cholas y colada morada

El aporte gastronómico de las zonas cercanas a la Sultana de los Andes, a lo largo de los años, ha tenido un profundo impacto en sus platos típicos, entre los que destacan:

  • El barrio de la Panadería, tomó su nombre, porque en el siglo pasado fue la casa de una amplia gama de panaderías. Familias como las de las Limaico, Álvarez, Pontón, Galarza y Mena, construyeron una hermosa tradición alrededor del pan. De esta tradición, a la fecha sobreviven los locales de las Limaico en la España y Junín y en el sector de la Estación del Tren el Pan de Londres en la 10 de Agosto y Capitán Nájera.
  • Con su propia trayectoria, destaca la centenaria panadería La Vienesa que ubicada en la calle Larrea y 10 de Agosto es quiza el unico pan tradicional de Riobamba. La palanqueta de agua, es sin duda el pan más característico de la Ciudad de las primicias que no puede faltar en los desayunos de esta ciudad acompañadas con una generosa porción de nata.
  • Las tortillas de piedra son de harina de maíz tostado.. Su masa se prepara con manteca de cerdo, mantequilla, queso crema y harina de maíz, se cuecen sobre una piedra volcánica. Se sirven solas o acompañadas con 2 clases de ají, uno fuerte verdaderamente preparado con ají y cebolla colorada y el otro más suave con chochos licuados. De amplia tradición en la ciudad, las Alarcón alcanzaron una reconocida fama que, si bien ya no existe su local, hoy se mantiene la tradición en locales ubicadas en la calle España cerca del cementerio de la ciudad o también en la salida a Baños de Agua Santa.  
  • En las últimas décadas, han aparecido locales que se dedican a la venta de humitas y tamales, ubicados en la García Moreno y Venezuela. La colada morada se vende todos los días del año en la Ayacucho y García Moreno.

Comida típica internacional

  • Comida típica mexicana se ofrece en el Rey de Burrito del barrio del Hospital del Seguro o en el Lina sabe a México en la Avenida Daniel León Borja.
  • Comida típica italiana se ofrece en la Pizzería gourmet al norte de la ciudad en la Avenida Demetrio Aguilera Malta y en la Olmedo y Espejo. El Chacarero en la 5 de junio, el Mónaco en la Avenida la Prensa y el L´Incontro en la calle Veloz, son lugares que te harán chuparte los dedos.
  • La Avenida Daniel León Borja, te ofrece una variedad de nuevos restaurantes de comida rápida e internacional. Podrás encontrar desde sushi hasta chaulafanes, carnes asadas a lo argentino y hamburguesas para todos los gustos.
Compartir: